Actualidad

Tecnología aliada con la tradición

Asincar trabajará en la sensorización y análisis de datos para el desarrollo de una aplicación automatizada para el control del secado en la morcilla asturiana.
En el proceso de producción de morcilla asturiana tienen un gran impacto para las empresas los costes relativos a la merma, consecuencia del proceso de secado. Asincar trabajará en un nuevo proyecto para la sensorización y análisis de datos para el desarrollo de una aplicación automatizada para el control de secado del embutido.
Pese a su importancia, el estudio de coste para el proceso de secado no se encuentra ampliamente implantado en las industrias cárnicas asturianas fabricantes de morcilla, debido en parte a su pequeño tamaño y al coste asociado a la ejecución de dicho control.
En la producción de crudo-curados el proceso de secado es de vital importancia pues es donde se produce la principal merma. Por ello tener un control de este proceso tiene un impacto económico evidente.
Los objetivos del proyecto son los siguientes:
-El desarrollo e implementación de un sistema digitalizado de control de proceso de secado de morcilla para la monitorización de la seguridad y calidad alimentaria y mejora de la rentabilidad mediante el análisis de datos.
-Desarrollo de nuevos sistemas de control de proceso de secado a partir de sensores NIR (Espectroscopia de infrarrojo cercano)
Definición de nuevos sistemas de control de proceso de secado a partir de sensores de cámaras hiperespectrales (HSI)
-Realización de modelos ODEs (Ecuaciones diferenciales ordinarias) a partir de condiciones del secadero para predicción de curvas de secado.
Integración de los sistemas desarrollados a un entorno de Industria 4.0 para análisis de datos y gestión activa del proceso y seguridad alimentaria.
-Transferencia y validación de resultados e implantación en planta piloto para el desarrollo del Living Lab de Asincar.
El proyecto está cofinanciado por el Ministerio de Industria, dentro del programa de apoyo a agrupaciones empresariales innovadoras, clústers, del año 2021.

Fuente: La Nueva España