Actualidad

La tecnología de Envira IoT, se especializa en la electrónica flexible y la calidad del aire

Aunque Envira comenzó su actividad en el ámbito de sistemas automáticos de control de parámetros ambientales, su evolución hacia el IoT ha sido posible gracias a la tecnología desarrollada y el conocimiento técnico aplicado durante más de 30 años.

Así lo asegura su director Ángel Retamar, “el análisis y la detección de nichos de mercado ha jugado un papel clave para la puesta en marcha de nuevos proyectos”. Cuentan con una plantilla de trabajadores muy variada: especialistas en software, ingeniería técnica, informática, ingeniería industrial eléctrica o mecánica. Desde la empresa apuestan por incorporar y formar talento joven a la platilla “somos conscientes de que la creación de empleo para perfiles técnicos es clave si queremos disponer de una ventana competitiva en el mercado” explica Retamar.

Productos altamente innovadores

Envira IoT implementa sistemas integrales automáticos de medida de la calidad ambiental y emisiones contaminantes, pero también diseña y desarrolla dispositivos para redes Internet of Things (IoT) y plataformas de software a la vanguardia tecnológica que realizan medidas precisas y analizan múltiples parámetros de calidad ambiental. “Se trata de dispositivos compactos que incorporan sensores de alta precisión capaces de desplegarse en cualquier sitio utilizando protocolos informáticos, integrándose en redes IoT, redes Smart y en plataformas de industria 4.0” añade.

Uno de los productos más destacados de la compañía es Nanoenvi IAQ, un dispositivo para la medición de la calidad del aire interior en todo tipo de ámbitos. Este equipo realiza el cálculo del índice de calidad del aire ambiental en base a mediciones de parámetros contaminantes, y a través de un sistema de códigos de colores, los usuarios pueden conocer cómo es la calidad del aire que respiran. “Además, en este contexto donde la incidencia de la COVID-19 ha aumentado la preocupación ciudadana sobre la ventilación de los espacios cerrados, la monitorización de los niveles de parámetros ambientales como el CO2 permite obtener un indicador clave para conocer la distancia social y la tasa de ventilación” explica el director de la compañía Ángel Retamar.

Asimismo, dentro del mercado donde operan, afirma que lo que les diferencia del resto es que “los sensores con los que están equipados los productos son calibrados en nuestro laboratorio certificado por ENAC frente a patrones internacionalmente conocidos” el objetivo es ofrecer una medición exacta y sin errores mediante la máxima fiabilidad y estabilidad de los resultados.

Los objetivos de la compañía

En cuanto a los objetivos a corto y medio plazo de la compañía, Carmen Díaz, socia directora de la compañía, asegura que “la estrategia se centra ,sobre todo, en la internacionalización, reforzar nuestra presencia en la Comunidad de Madrid, lanzar la producción en serie de nuestros equipos Nanoenvi y continuar con nuestra inversión en I+D como impulsor de nuestro desarrollo de negocio, que en nuestras previsiones para el 2021 representará un 8% de la venta”.

Los apoyos del Grupo IDEPA y FEDER claves para desarrollar sus productos y proyectos

Por otro lado, afirman que el apoyo del Grupo IDEPA y FEDER ha sido muy importante para el desarrollo de la actividad de la compañía, además de la generación de conocimientos y de soluciones innovadoras.

Ángel Retamar, afirma que “gracias al IDEPA hemos podido llevar a cabo proyectos I+D+i como el AQ 4.0 que tiene por objeto el desarrollo de nuevos procesos innovadores para el mantenimiento de grandes redes de monitorización de calidad del aire o el proyecto Sistema de Validación Inteligente, un sistema para la asistencia en la identificación de errores, incidencias o riesgos ambientales en grandes volúmenes de datos generados por sensores”.

Finalmente, destaca el potencial innovador del sector industrial asturiano que cuenta con un rico tejido empresarial donde existen políticas de promoción y apoyo a empresas I+D+i. “El carácter industrial de Asturias, unido a su nivel de especialización tecnológica y de innovación suponen una oportunidad para proyectar un futuro viable, sostenible y generar de empleo de calidad en la región” matiza.