TSK

TSK ha sido testigo en los últimos años del incesante crecimiento del sector industrial, dando lugar a plantas industriales y sistemas cada vez más grandes y complejos, cuya gestión y control se realiza por medio de amplias redes de sensores y receptores de datos.

Los volúmenes de información a los que dichas redes están dando lugar son cada vez mayores, siendo necesario un proceso de gestión adecuado para el tratamiento de esa ingente cantidad de datos. Esta circunstancia está haciendo que los sistemas comerciales tradicionales ya no sean capaces de manejar la información de forma eficiente. Esta cantidad creciente de información supone también una nueva oportunidad para mejorar los sistemas de producción y comprender mejor los distintos procesos. Detrás de estos datos se esconden relaciones, información oculta e indicadores que podrían resultar en un gran beneficio para el sector industrial. Para obtener esta valiosa información oculta es necesario desarrollar procedimientos de análisis efectivos y técnicas de inteligencia artificial adecuados a las características de los datos.

¿Mediante qué tecnología de las 4.0 se aborda el problema?

El problema es abordado principalmente a través de dos tecnologías:

Industrial Internet of Things (IIoT). La tecnología IoT tiene como objetivo principal permitir la interconexión de cualquier objeto, en todo momento y desde cualquier lugar. Las tecnologías IIoT surgen de su aplicación al sector industrial y han demostrado en los últimos años su gran potencialidad. Estas tecnologías se convierten en el elemento clave de comunicación que permitirá la adquisición de toda la información generada en una planta industrial y la monitorización de los elementos que intervienen en el proceso.

Big Data. Mediante la integración de tecnologías de Big Data Analytics en “streaming” (procesamiento en tiempo real) y en “batch” (procesamiento en lotes) se realiza la captura y el procesamiento de los grandes volúmenes de datos generados y adquiridos a través de las tecnologías IoT.

A través de la combinación de ambas tecnologías se busca la monitorización simultánea de los elementos de planta de forma remota y la actuación sobre los mismos en el caso de que sea necesario con la menor demora posible. Para ello, se investiga la aplicación de paradigmas incipientes como “fog computing” o “edge analytics” y estándares como “web of things”.

Resultado del proyecto e impacto en la empresa/industria:

La ejecución del proyecto SISPLANT permite a TSK contar con un sistema de monitorización eficiente para sus plantas industriales cuyo número es cada vez superior. De esta forma, se suprime la necesidad de adquisición de licencias de sistemas comerciales externos y se resuelven las dificultades de uso debido a sus limitaciones para realizar modificaciones en los programas y desarrollar nuevos módulos software flexibles, así como la imposibilidad de escalabilidad y adopción de estándares que dichos sistemas implican.

Además, los resultados obtenidos de los procedimientos de análisis repercutirán de forma muy positiva en la actividad de la compañía, especialmente en lo que se refiere al abaratamiento en los costes de mantenimiento y mejoras en los tiempos de distintas etapas de la producción.

El proyecto SISPLANT (TSI-100804-2016-1) cuenta con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del “Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Inteligente 2014-2020” y del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, dentro del Plan de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 en el marco de la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital 2016.