Actualidad

El Principado formaliza su candidatura para acoger la Agencia de Inteligencia Artificial como agente transformador de la economía

El Gobierno de Asturias ha formalizado su candidatura para convertirse en sede de la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial (AESIA) con un proyecto apoyado por más de 150 instituciones, empresas y agentes sociales y el reto de que este organismo se convierta en catalizador y transformador de la economía regional. La ubicación propuesta incluye un espacio con más de 1.500 metros cuadrados en Laboral Ciudad de la Cultura, en la Milla del Conocimiento Margarita Salas de Gijón/Xixón.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, acompañado por la directora del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa), Eva Pando, y el director del Centro de Inteligencia Artificial de la Universidad de Oviedo, Antonio Bahamonde, ha presentado hoy las líneas básicas en las que se sustenta la candidatura.

La propuesta regional cumple todos los requisitos que plantea el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para instalar la futura agencia: una sede donde desarrollar proyectos piloto, espacios de prueba y actividades de asesoramiento para el uso de la inteligencia artificial. Plantea también un ecosistema científico, tecnológico e innovador, dinámico y en crecimiento, junto con la Universidad de Oviedo, centros públicos y privados, y 170 empresas tecnológicas de todos los tamaños. Sánchez ha hecho hincapié en que se trata de una propuesta global, de comunidad autónoma, que ejercerá de elemento tractor hacia un nuevo modelo productivo, incidirá en la lucha contra la despoblación y contribuirá a la reducción del desempleo.

Los documentos presentados al ministerio incluyen un censo detallado de los agentes del ecosistema asturiano, el tejido empresarial ligado a las altas tecnologías y detalles sobre la calidad de vida que ofrece Asturias.

La candidatura incluye como sede la planta baja de la antigua residencia de estudiantes de la Universidad Laboral, con 1.537,85 metros cuadrados y enmarcada en torno a un amplio claustro. Esta sería la superficie para la primera fase de la agencia, que podría ampliarse en función de las necesidades.

La ubicación en la Milla del Conocimiento es una de las principales bazas de la propuesta autonómica. El Instituto de Ciencia e Ingeniería Económica y Social ha cuantificado que en esta zona se factura el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) regional y el 25% del PIB del concejo de Gijón. También en esa área se concentra el 30% del gasto privado en I+D asturiano. Además, la media de inversión en I+D de las empresas de la zona se sitúa en el 2,27%, un porcentaje que triplica el promedio de la industria asturiana y dobla la española.

En la Milla del Conocimiento se encuentra la Universidad de Oviedo y su Centro de Inteligencia Artificial, con una excelente red de grupos de investigación en torno a computación cuántica, ciberseguridad, aprendizaje automático (machine learning), aprendizaje profundo (deep learning), inteligencia de datos (big data) y cadena de bloques (blockchain). Destaca la producción científica y las publicaciones de los grupos, así como las redes internacionales con las que están en contacto.

La AESIA serviría también como reactivo del empleo regional. La agencia nacerá con una plantilla pública de 40 personas, pero su actividad permitiría catalizar un número notable de puestos de trabajo directos e indirectos, así como facilitar el retorno de una parte sustancial de talento.

Según datos de Eurostat de 2021, el sector de la alta tecnología representa el 3,8% del empleo total de Asturias, un porcentaje muy similar al de las comunidades tractoras españolas, y por encima de autonomías como Galicia, Navarra, Andalucía, Aragón o la Comunidad Valenciana. A esto se suma que el 4% del PIB regional proviene del sector tecnológico. La llegada de una agencia gubernamental serviría de dinamizador para el incremento de estas cifras.

Respecto al papel de la empresa y el sector productivo en la candidatura, el documento pone énfasis en el peso del sector industrial en el Valor Añadido Bruto (VAB) total, con un 18,84% en 2020, superior a la media nacional (16,09%, según datos del INE). Este perfil industrial ofrece un entorno óptimo como banco de pruebas para la aplicación de la inteligencia artificial en la empresa. El sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) creció un 32% en diez años, con 2.000 nuevos empleos. Actualmente, hay 923 empresas TIC en Asturias que movilizan 733 millones al año.

El consejero de Ciencia ha destacado que Asturias cuenta con condiciones óptimas para acoger la sede de la nueva agencia estatal, que se encargará de regular el desarrollo de la inteligencia artificial. En caso de que Gijón/Xixón sea la ciudad elegida para acoger este órgano, el Principado facilitará, además, el acompañamiento necesario al personal que precise traslado a través del programa Invest in Asturias.

Borja Sánchez ha recordado que el proceso se desarrollará mediante una convocatoria de concurrencia competitiva y que será una comisión la encargada de elegir la opción que considere mejor para la localización definitiva de la sede física. El consejero ha agradecido especialmente el apoyo de todas las entidades a las que se ha solicitado una carta de adhesión a la candidatura y a los cientos de instituciones, empresas y personas que han querido sumarse al proyecto.

 

Más información

VÍDEOS:

Vídeo presentación institucional 

Vídeo Asturias Paraíso inteligente